Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble fundamental para el buen estado de la piel y las mucosas e interviene la función de la visión. También se la conoce como retinol, debido a que genera los pigmentos necesarios para el funcionamiento de la retina, fomenta la buena visión, especialmente ante la luz tenue y también se puede requerir para la reproducción y la lactancia.
..

 

Se encuentra en forma de retinol en alimentos de origen animal y en forma de betacaroteno en alimentos de origen vegetal. Los alimentos que la contienen son pescado azul, hígado, yema de huevo, mantequilla, queso, leche entera o enriquecida, entre otros alimentos. Su déficit produce ceguera nocturna, piel reseca y escamosa, mucosas resecas y sequedad de la córnea (xeroftalmia).

 

Las fuentes en forma de betacaroteno son la zanahoria, la calabaza, la batata, el melón, el calabacín, la naranja, el albaricoque, el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde. Cuanto más intenso es el color de la fruta u hortaliza, mayor es el contenido de betacaroteno. Estas fuentes vegetales de betacaroteno están libres de grasa y colesterol. El cuerpo regula la conversión del betacaroteno en vitamina A, en función de sus necesidades.

 

*Dosis altas de Retinol sólo deben tomarse bajo supervisión de un especialista.

 

En la actualidad hay diversos productos cosméticos que contienen cantidades de retinol  utilizado de manera adecuada y de la mano de un profesional puede dar grandes resultados, por el contrario si se utiliza de forma irresponsable puede tener consecuencias desastrosas en tu piel.