Mitos: Cosmética durante el Embarazo

Este artículo es de gran interés para quienes están en su etapa de embarazo o para quienes planean pronto estarlo…

 

He aquí algunas dudas y mitos que llegan a confundirnos de sobre manera…

 

Pero deberemos saber que no todos los cosméticos son inofensivos y que todo medicamento o producto aplicado en la piel y mucosas se absorbe, pasa a la sangre materna y, por tanto, también puede afectar al feto.

 

Por ejemplo, no se recomienda la utilización de cremas indicadas para el envejecimiento cutáneo producido por el sol que contengan en su composición retinol o derivados, ya que se ha demostrado que los retinoides, administrados por vía oral, se asocian con la aparición de numerosas malformaciones en el feto.

 

Los protectores solares no representan ningún riesgo dado que se mantienen en la capa superficial de la piel y su absorción es mínima. Por el contrario, las mujeres embarazadas deberían usar un factor de protector alto para evitar la aparición del llamado cloasma gravídico (manchas oscuras que aparecen en la piel, comúnmente llamado paño).

 

Definición de Cloasma:
Es un problema estético bastante común en el embarazo, que consiste en la aparición de manchas oscuras en forma de mapa en determinadas zonas del rostro como la frente, las mejillas y la franja superior de la boca.

Son dos los agentes que intervienen en la aparición del cloasma gestacional: el factor hormonal y el de naturaleza genética. Los cambios hormonales que suceden durante el embarazo, en especial el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona, producen una mayor concentración de melanina (pigmento oscuro determinante de la coloración de la piel). Las mujeres más afectadas son las de piel morena, pues detentan una predisposición genética a producir melanina en mayor cantidad.

 

Como evitarlo:
Podemos prevenir la aparición de las manchas evitando la exposición al sol sin protección adecuada. Tanto en verano como en invierno, los rayos solares actúan sobre nuestra piel, que debe estar protegida con crema de protección UV. Los productos cosméticos también pueden resultar útiles cuando son los indicados para tu tipo de piel, para prevenir el cloasma o reducir la intensidad y tamaño de las manchas. Hay cremas con ácidos glicólico, láctico y salicílico que colaboran con el recambio celular, es importante que los productos que contengan estos ingredientes activos sean aplicados en cabina y por personas profesionales, pues hay que tener el conocimiento indicado para su aplicación.

No obstante, el cloasma desaparece normalmente después del parto, cuando la organización hormonal vuelve a la normalidad, te sugerimos tratar tu piel para que no permanezcan las imperfecciones después del embarazo!

Los desodorantes se pueden utilizar, salvo los que contienen sales de aluminio y se usen para superficies extensas como manos o pies. Los perfumes tampoco hacen ningún daño al bebe.
Los productos de maquillaje, así como las mascarillas también son inofensivas para el desarrollo del bebe.

Vive la mejor etapa de tu vida, luciendo siempre hermosa… ¡Ya no hay pretextos para vernos y sentirnos mal!