Piel Deshidratada

La deshidratación en nuestra piel es provocada por la falta de retención de liquido de nuestras células y tejidos subcutáneos, aunado a factores ambientales, el uso de productos cosméticos que no son los indicados para el tipo de piel, y  el sometimiento a tratamientos fuertes como el peeling, la microdermoabrasión, o tratamientos despigmentantes, entre otros…

 

Para ayudar a conservar los niveles de hidratación básicos en nuestra piel es necesario ingerir de 1 ½ lts de agua (simple) a 2 lts, un consejo útil para conservar la piel de nuestra cara hidratada  es dejar el agua que queda sobre ella tanto después de la ducha como después de que la lavamos, así poco a poco la piel la absorberá.

 

Hay que realizar un tratamiento profesional de hidratación profunda con aparatología especifica para hidratar las capas internas de nuestra piel, con ayuda de producto con extractos de origen marino que retienen el agua en la epidermis, llegando hasta la dermis y así logrando un nivel de hidratación óptimo.

 

Tenemos tratamientos de hidratación específicos para cada tipo de piel, esto es piel madura (envejecida), grasa, acnéica (con acné), sensible, normal etc.