Mentiras que Venden

Hoy en día el mundo de la cosmética, de la estética;  el mundo de la belleza en si, ha tenido un crecimiento mas a nivel de establecimientos que ¨apuestan¨ saber y conocer los procedimientos de estética mas modernos, que la calidad y preparación de los mismos.

 

Si bien en nuestro País tardo bastante la demanda de tratamientos estéticos, la información de fuentes fiables sobre el cuidado de nuestra piel y la importancia de nuestra imagen hoy en día para lograr el tan anhelado crecimiento personal y profesional, hoy ya la oferta de estos servicios nos ha sobrepasado tanto que ha creado una confusión muy grande tanto en personas que demandan estos servicios como en el público en general.

 

¡El mundo de la belleza es maravilloso!,  por fortuna cada vez somos más quienes tenemos acceso a la información, de casi cualquier cosa que nos genere dudas respecto a los procedimientos estéticos más comunes, a productos cosméticos y tenemos por supuesto la inteligencia de poder visitar uno, dos e incluso 10 lugares que brinden estos servicios,  para poder ¡elegir el mejor!

 

Lamentablemente en este tipo de servicios como me supongo en muchos otros existe la competencia desleal, esta a la que me refiero es a la que miente para ganar un cliente más.

 

Sin lugar a dudas los servicios de estética requieren competencia, esa que te hace crecer, que te obliga a estar mejor capacitado, que te impulsa a estudiar, a crear a innovar, esa competencia que te hace ser mejor y que nos hace superarnos a nosotros mismos.

 

Pero casi no la hay, sin lugar a duda en México hay lugares increíblemente profesionales, con tecnología de punta, con productos cosméticos con fórmulas extraordinarias, con aparatología moderna… la pregunta realmente sería si el personal que realiza los tratamientos, tiene formación de primera, tiene capacitación real de cada servicio y/o aparato que maneja, si se invierte igual en su formación que en la adquisición de un ¨nuevo aparato¨, lo lamentable es que es muchos caso no es así.

 

Entonces a lo que voy con todo esto, que realmente es un breve resumen para ponerlos un poco en contexto; es que es tan grande la mala información que hay  en torno al mundo de la belleza, que hay quienes siguen pensando que es algo banal, y quizás… no es un artículo de primera necesidad, dirían… Pero nuestra imagen ¿no lo es?, ¿qué hay de nuestro autoestima?

 

Todo es una parte de un todo y por supuesto que es necesario y como en todo cualquier extremo no es bueno.

 

El ejemplo más claro de la mala información que hay es el siguiente;  el “SPA”, si nos basamos un poco en su historia significa “Salutem Per Aqua”, o lo que es lo mismo Salud a través del agua, estos templos como lo eran antiguamente  eran y son lugares destinados a la relajación a la salud mental y espiritual, con rituales de agua maravillosos que nos alivian desde una contractura muscular hasta el estrés caótico de una ciudad, de un trabajo, de una situación personal.

 

En estos lugares también se brindan masajes, envolturas corporales, etc. tratamientos diseñados para que el cuerpo, el alma y la mente estén en paz.

 

Por otro lado los “Centros de Estética”, son lugares diseñados para dar soluciones estéticas y cosmetológicas, es decir problemas antiestéticos de nuestra piel, por ejemplo; Imperfecciones, líneas de expresión, manchas, deshidratación, adiposidad localizada, piel de naranja, flacidez, eliminación de vello, etc…

 

Pueden ser correctivos y preventivos, pero estos lugares no son “SPA” están diseñados para ofrecer soluciones estéticas especificas, si bien pueden ofrecer tratamientos relajantes, no por ello se les dará el nombre “SPA”, de la misma forma pasa con los lugares destinados a la relajación, me resulta imposible decir que voy al “SPA” a quitarme centímetros de más, claro a mi me desconcierta un poco, pero yo conozco del tema no sólo porque me gusta, sino por que lo estudié, y porque tengo la fortuna de dedicarme a ello, pero quienes  no tienen total conocimiento de esto, llaman “SPA” a cualquier cosa, y no es culpa suya sino de la mala información que se ha creado en torno a quienes nos dedicamos a ofrecer este tipo de tratamientos.

 

Por ejemplo la “rivalidad” y mala información sobre el Láser y el IPL (Luz Pulsada Intensa), ambas tecnologías tienen el mismo objetivo la destrucción de la papila dérmica (raíz del vello), y tienen el mismo principio Fototermólisis Selectiva, que quiere decir destrucción de la raíz por medio de calor sin dañar tejido circundante (en este caso la piel), son diferentes en muchas cosas, sin duda, y pudiera decir que el IPL utiliza menos energía (calor) puntual, lo cual se traduce en mayor seguridad, ya que es más complicado llegar a quemar que en el caso del Láser.

 

Depende para que se utilice pero sobretodo depende de quien y cómo la utilice, finalmente las quemaduras en la piel, no las provoca el Láser o el IPL en si, o quizás una lesión pudiera ser… pero 10, 20, 30… creo que es más falta de formación de quien lo opera.

 

Esto es lo verdaderamente importante, el grupo de profesionales que existe en el lugar al que ustedes deciden ir… pueden seguir invirtiendo millones de pesos en equipos (o no), en anuncios mal informando, en espectaculares prometiendo milagros, en descuentos del 90%, etc.

 

Sin afán de ofender porque realmente creo que hay lugares profesionales que se dedican a dar un servicio de calidad, tan lo creo que tengo la fortuna de trabajar en uno de ellos, entonces a todos ellos, a toda la buena competencia que tengo GRACIAS.

 

El mejor equipo, la mejor tecnología con la que puede contar un profesional de la estética es sin duda su equipo de trabajo, si bien seguiremos invirtiendo en tecnología, en instalaciones, en publicidad, mi mejor y mayor inversión será el conocimiento, y con ello la formación de nuestro equipo de trabajo.

 

Gracias por ser parte de este equipo, que crecemos día con día.