Mascarillas Faciales para Invierno

1. Mascarilla en base a la leche es un tip simple y eficaz para una piel cansada...Aplica un poco de yogur natural (fresco, si lo adquiriste en el super checa cuando se elaboro y fecha de caducidad), crema agria y muele dos fresas con el preparado, en tu rostro limpio aplica en la cara evitando el área alrededor de los ojos. Relájate durante 20 o 25 minutos y enjuágate la cara con agua fresca. Esta máscara hidrata, rejuvenece y restaura el equilibrio del PH en tu piel, protegiéndola del aire de invierno.

 

2. Mascarilla de huevo es muy buena para la piel grasa con poros dilatados o muy dilatados gracias a que es rica en proteínas, es simple aplícate una yema de huevo en la cara, y permite que actúe durante media hora, y luego enjuágala con  agua fría. Esta máscara refrescará la piel grasa y la hará parecer más saludable que antes (no esperes que os poros se cierren por completo, para afinar los poros se requiere un tratamiento profesional, eso solo es una ayuda para tu piel). Durante el invierno, creará una barrera natural que protegerá la piel de los fríos vientos.

 

3. Mascarilla de aguacate es perfecta para la piel seca que puede  irritarse con mayor facilidad con el viento helado del invierno. La preparación de esta mascarilla es muy simple, aplasta la pulpa del aguacate con un tenedor y/o cuchara, agrega unas gotas (5) de aceite de oliva, y emulsiona bien, después aplica esta mezcla en la cara. Esta máscara nutritiva (contiene aceites naturales) proporcionará a la piel una gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y agentes favorecedores para la sequedad  de tu piel durante la época invernal.

 

4. Mascarilla de harina de avena es un gran aliado para la piel que es castigada por el invierno. Para prepararla se tienen que mezclar proporciones iguales de harina de avena, yema de huevo y miel (de esta ultima solo 2 cucharadas). Déjate la máscara aproximadamente 20 minutos, lávala con agua tibia. Después de la aplicación, la piel se sentirá suave, fresca e hidratada.

 

Otros elementos que puedes incluir en las mascarillas, dependiendo del tipo de piel son:
Piel seca: aceite de oliva, miel tibia, crema agria, aguacate…

Piel grasa: levadura, leche tibia, tomate, pepino, huevo, fresas, moras…