Aminoácidos: ¿Qué son?

Las proteínas constituyen una base importante para el crecimiento y desarrollo de órganos y tejidos. Son los “pilares” que constituyen nuestro cuerpo.

 

El organismo necesita aminoácidos como elementos de construcción y se sabe que un aporte insuficiente de los mismos se asocia a dificultades en el crecimiento, especialmente del tejido muscular, así como a trastornos de la salud…

 

¿Qué son?
Los aminoácidos son las unidades estructurales de las proteínas, es decir las proteínas están formadas por cadenas de aminoácidos entrelazados entre sí. Básicamente contienen carbono, hidrógeno y nitrógeno.
Han sido identificados 20 aminoácidos necesarios para el crecimiento y metabolismo humanos.

 

De estos 20, 11 para los niños y 12 para los adultos se consideran no esenciales, pues son aquellos que nuestro organismo puede sintetizar o formar y por lo tanto no es imprescindible obtenerlos de los alimentos. Los 8-9 restantes se denominan aminoácidos esenciales, el cuerpo humano no los sintetiza y por lo tanto deben ser parte esencial de nuestra alimentación cotidiana.

 

La ausencia de uno de estos aminoácidos esenciales impide la formación de la proteína que lo contiene y por lo tanto el tejido que la requiere no puede ser mantenido.

 

Aminoácidos esenciales:
•    Isoleucina
•    leucina
•    lisina
•    metionina
•    fenilalanina
•    treonina
•    triptofano
•    valina,
•    histidina (en niños)

 

Aminoácidos no esenciales:
•    Alanina
•    arginina
•    aspargina
•    acido aspartico
•    cistenina
•    acido glutamico
•    glicina
•    prolina
•    serina
•    tirosina
•    histinina (en adultos)

(La histidina no es sintetizada en los niños pequeños, por lo tanto es esencial en esta etapa, pero no para los adultos)

 

A las proteínas que contienen todos los aminoácidos esenciales se las denomina completas y en general se encuentran en alimentos tales como carnes, huevos, lácteos y derivados. Las proteínas de vegetales y cereales se denominan incompletas ya que no aportan al organismo todos los aminoácidos esenciales. Este concepto es particularmente importante en individuos vegetarianos.

 

Suplementos de aminoácidos:
Suplementar implica agregar una sustancia a nuestra alimentación con la finalidad de llevar a esta a niveles óptimos. Esta circunstancia es válida cuando por alguna causa (mayor demanda o requerimiento aumentado, deficiente absorción, excesiva pérdida) la dieta diaria no alcanza a cubrir nuestras necesidades. Bajo ningún concepto un suplemento remplazara a una alimentación natural, sino que, de alguna manera, la completara, para que el organismo pueda hacer frente eficazmente a las demandas requeridas diarias.

 

Si bien es posible obtener los aminoácidos esenciales a partir de una dieta balanceada, su utilización puede estar comprometida por diferentes factores.
Las proteínas para transformarse en elementos utilizables deben ser correctamente digeridas y absorbidas y como producto final muchas veces la cantidad que efectivamente resulta disponible, no es la adecuada. Por lo tanto debería consumirse una cantidad superior de proteínas y si no es posible, es imprescindible la suplencia con aminoácidos.

 

En ciertas enfermedades tales como trastornos renales que cursan con una gran pérdida de proteínas y aminoácidos, o en infecciones generalizadas o en individuos que están sometidos a un gran stress, la suplencia será efectiva ya que permite aportar adecuadamente la cantidad necesaria individualizando los aminoácidos que más se necesitan.

 

Los vegetarianos tienen una posibilidad aumentada de desarrollar una deficiencia de proteínas en comparación a las personas que consumen alimentos de origen animal.
Al consumir solo proteínas de origen vegetal, y especialmente si no logran una combinación adecuada de aminoácidos, están en riesgo de padecer un déficit de los mismos y su alimentación podría enriquecerse con un suplemento.

 

En general, las necesidades de proteínas de los deportistas son superiores a las de los sedentarios, esencialmente por las demandas propias del ejercicio y porque poseen una masa muscular superior.
Los suplementos de aminoácidos son populares entre los deportistas de resistencia y los que entrenan la fuerza. Son consumidos para incrementar la masa muscular durante el entrenamiento con pesas y para prevenir el catabolismo de proteínas en ejercicios prolongados.

 

Durante el ejercicio, los niveles de aminoácidos disminuyen a medida que los músculos los van utilizando como una fuente energía, de ahí que las personas que realizan constante actividad física requieran de un mayor aporte de vitaminas.

 

La suplementación permitiría mantener los niveles adecuados de aminoácidos, disminuyendo de esta manera la utilización de las propias proteínas. Otro mecanismo interesante en la actividad física es la prevención de la fatiga central mediante la suplementación con triptofano.

 

En general los suplementos se comercializan en forma individual o en combinaciones (por ejemplo formulas que contienen los 8 aminoácidos esenciales), en polvo, fácilmente utilizables por el organismo.
Hay diversos productos, lo mejor siempre será estar bien informado, y si vas a consumir un suplemento alimenticio entérate de tu salud actual, si llegas a tener una enfermedad que tu médico sea quien te recomiende el indicado.