Una Piel Joven es una Piel sin Arrugas

Una Piel Joven es una Piel sin Arrugas

 

A partir de los 25 años, incluso un poco antes, hay que comenzar a cuidarse de la aparición de las primeras líneas de expresión en la piel del rostro…

 

Uno de los culpables de la aparición de arrugases la hormona Cortisol, que se genera cuando estamos bajo mucho estrés, por eso, es muy importante practicar meditación, realizar ejercicio diariamente de preferencia y dormir por lo menos ocho horas diarias.
La falta de agua también hace que la piel se deshidrate y se arrugue más rápido, por eso es importante la ingesta de agua.

 

El sol, así como es bueno para producir vitamina D que ayuda a fijar el calcio en los huesos, por otro lado puede ser muy dañino para la piel;  Por eso usa siempre un protector solar, un sombrero y gafas para el sol.

 

Si te gusta lucir siempre bronceada como alternativa hay camas especiales en las que únicamente estas dentro 9 minutos con la aplicación de un producto previo para no provocar el envejecimiento cutáneo, la cama solar es una Buena opción pero no se tiene que abusar.

 

Las líneas de expresión, que salen alrededor de la boca y en los ojos se pueden corregir con una buena limpieza diaria de cutis.

 

Exfoliar tu piel por lo menos dos veces por semana para descongestionar los poros puede ser un buen inicio, después hay que aplicar los productos adecuados de acuerdo a tu tipo de piel y edad, y jamás irse a la cama maquilladas, RECUERDEN que en la noche en etapa de reposo de la piel, esta se traga todos los residuos que dejamos en la epidermis.

 

Seguro habrás escuchado que las grasas son malas, pero en realidad existen grasas buenas como la del salmón y las almendras que ayudan a retrasar el envejecimiento. Otros buenos alimentos además de las frutas y vegetales, son el arroz, las patatas, el azúcar (natural) y el pan, los granos etc.

 

Puedes también reemplazar el café por té; si no te convence la idea hoy en día hay en el Mercado café con antioxidantes elige ese, si tomas alcohol, que sea vino porque es altamente antioxidante; y trata de no fumar (si estás en proceso de dejarlo, toma una “vitamina C” antes de encender tu cigarrillo).