¿Metrosexual, Retrosexual o Megasexual?

¿Metrosexual, Retrosexual o Megasexual?

Actualmente, los hombres se preocupan tanto como las mujeres por verse mejor y sentirse bien. El cuidado del rostro es una de sus principales preocupaciones, en cuestiones de su estética corporal lo que más demandan son tratamientos estéticos para trabajar zonas adiposas como el área abdominal.

 

El hombre se está convirtiendo en un fiel consumidor de productos y tratamientos de cosmética, mejorando notablemente su imagen física…

 

Si bien es una situación que ha ido evolucionando y que hoy en día tiene un auge importante, se tiene que considerar que la evolución en el campo de la cosmética para “ELLOS” esta recién comenzando.

 

Y es que los hombres han tardado unos más que otros (claro), en entender que la Frase de la abuela de que el hombre tiene que ser Fuerte, Feo y Formal… ha pasado a la historia.

 

Así que conozcamos un poco mejor como ha ido evolucionando el Hombre y la Cosmética.

 

Hace mucho tiempo el hombre  no tenía que preocuparse de seducir o conquistar, simplemente decidía, en algunas culturas los matrimonios solían arreglarlos los padres sin siquiera consultar a las hijas y el motivo principal era el dinero, aunque existían motivos políticos o de prestigio.

 

Eran esos tiempos donde un caballero noble no necesitaba ser guapo para poder elegir a la mujer más guapa y un rico, mucho menos, ¡triste!, pero ese pensamiento se fue trasmitiendo generación a generación a lo largo del tiempo hasta llegar a nuestros días.

 

Pero de un tiempo a la fecha se dio un vuelco a la historia y los hombres comenzaron a cuidarse; se puso de moda el “metrosexual” y un hombre no perdía su virilidad por cuidarse la piel. La palabra metrosexual fue inventada en Inglaterra por Mark Simpson en 1994, usando las palabras “metro” de Metropolis y “sexual” de sexo, el mismo Mark Simpson en 2003 crea la palabra “retrosexual” como oposición al metrosexual, caracterizándose por invertir lo menos posible en tiempo, esfuerzo, y dinero en su cuidado personal e imagen física.

 

De hace algunos meses al día de hoy hemos estado escuchado la palabra “megasexual” hombre maduro que trasmite fortaleza, decisión y elegancia que no han renunciado a cuidarse, aunque no es su tarea más importante.

 

A partir de 1994 del metrosexualismo vino una época de apertura para la cosmética y belleza masculina, que van desde un simple limpieza facial, a tratamientos contra la adiposidad, flacidez; etc. Ya no se lleva más la barriga cervecera, y cuando hay pocas ganas de realizar esfuerzos y piensan que los resultados serán ¡ya!, se hacen intervenciones quirúrgicas que van desde el “sixpack”  unos pectorales o unos gemelos en las piernas de los cuales presumir.

 

Y solo como información adicional permítanme contarles que no hay ningún aparato o ninguna técnica que “sin esfuerzo“, es decir  sin tiempo, sin dinero… o que con sólo 5 minutos al día se logren los resultados que esperan, aquí aplica la frase de “el que quiere azul celeste… que le cueste”.

 

Documentarse, comprometerse y realizarse un diagnóstico para conocer el estado actual de su piel, son una muy buena clave de éxito con los resultados que quieren lograr.

 

Prevenir siempre significará un ahorro considerable en el bolsillo de quien decide cuidarse ¡a tiempo!